ISABELITA, «LA DIOSA TUCUMANA»

Compartir esta nota:

Isabelita lleva a la música en la sangre. Y también a su Tucumán querido, en cuya capital nació.

Es hija de Tito Juárez, pionero de la música tucumana, y llevó con cariño esa herencia desde que comenzó a cantar, cuando era muy niña.

Y siempre puso por delante su condición de tucumana. Por eso, enseguida recibió un apodo que le encantó y que llevará siempre pegado a su nombre.

En una nota emotiva, Isabelita desgranó ante MDT recuerdos y momentos inolvidables con la música. Esta es una parte de lo charlado:

-Crecí en un casa donde los músicos rodearon siempre a la Familia. Allí comenzó mi sueño de ser cantante. Desde pequeña corría a la sala de ensayo, que estaba en la esquina de mi casa. Después de limpiar todos los instrumentos, cuando nadie me veía, jugaba con el micrófono y bailaba al frente del espejo. Crecí soñando ser cantante. A los 15 años pude integrar el Grupo de Mujeres de mi papá. Y al poco tiempo llegué a ser la vocalista, después de unos años de cantar en Tucumán. En la década de los 90 viajamos a Buenos Aires, con el sueño de  conquistar las grandes bailantas. Grabé mi primer disco en 1991, con «Ese Negrito que Baila», «Atrévete a Mirarme de Frente», «Mira, Mira», y varios más que gustaron mucho. Eran otros momentos del país. Me fue muy bien y recorrimos gran parte de La Argentina. Fue un lindo momento de mi vida porque sonaban mis canciones en millones y millones de hogares.

-En la Cresta de la ola expansiva de la cumbia en La Argentina sólo había un puñado de mujeres. Por eso la gente me recuerda con tanto cariño, porque marcamos una época maravillosa de la movida tropical. Te diría que única .

-Mi segundo material («Tengo miedo a enamorarme») salió 1992 y un año después, el tercero, «Ella o Yo». El cuarto fue «Él dice que no», y lo presentamos en 1996.

-Trabaje muchísimo en esa época. Tuve la suerte de pasar por los programas de televisión de Susana Giménez y de Marcelo Tinelli, entre muchos otros. Y tengo en la memoria grandes noches en los bailables de aquella época, muchos de los cuales ya no están. Viví momentos inolvidables en Terremoto, Tentación, Diversión , Tropitango, Invasión Bailable , Fantástico, por citarte sólo algunos de los nombres que eran tan populares en aquella época. Había muchísimos más. Perdón por no mencionarlos a todos. Fue un momento extraordinario de la movida tropical.

-Después vino un impasse de muchos años sin cantar, por muchos motivos. Me dediqué a otras actividades.

-Hoy volví gracias a la gente , amigos y parientes que me  acompañan. También, mucha gente que me alentó desde las redes sociales. Me dieron la fuerza para volver a grabar y eligieron los temas 2023. Volví con la «Pollera Colorá», y mis clásicos. 

-Estoy muy feliz. Nunca me imaginé que había marcado no solo una época sino que había quedado grabada en los corazones de la gente que me seguía y escuchaba en esos años . Gracias a todos por su amor incondicional.

-Hoy, 2024, vuelvo a Grabar para mi nuevo sello, Oveja Records, y presento un clásico mío, «Que le pasa a mi camión», de la mano de mi representante Jorge Ovejero .

-A todos, simplemente gracias por confiar en mi, gracias por seguir escuchando y creciendo junto a mis canciones. Que Dios los bendiga. Los quiero con el corazón.


Compartir esta nota: