MUJERES QUE HACEN BAILAR

Compartir esta nota:

Las mujeres cantantes de la cumbia y el cuarteto brillan más que nunca en el país.

Nunca hubo tal cantidad de primeras figuras con tanta repercusión en las carteleras de bailes y teatros del país.

En la cumbia, Karina («La princesita») y Ángela Leiva brillan en distintos escenarios. Dalila, «La Diosa del verbo amar», continúa con sus giras por todo el país como una figura indiscutida de la cumbia romántica santafesina.

Antho Mattei ya no está tanto en el país porque viaja en forma permanente a Bolivia y Perú, donde es muy querida.

Rocío Quiróz, por su parte, continúa como gran figura de la Cumbia villera.

Esta fuerza femenina en la cumbia tiene su réplica en un género que no para de crecer: el cuarteto.

En la cumbia siempre brillaron voces femeninas, como ocurrió en su momento con Gladys («La Bomba tucumana»), Lía Crucet y Gilda, por citar a las más populares, aunque ninguna logró lo que consiguieron en los últimos años las mencionadas más arriba.

En cambio, en el cuarteto eso no había ocurrido nunca. Las pocas voces que habían aparecido en su momento tuvieron una aceptación importante, pero menor en comparación con los espacios logrados por sus colegas masculinos.

En cambio, en estos años se da una explosión de voces femeninas en el cuarteto. Eugenia Quevedo (que comenzó su carrera en la cumbia santafesina), Magui Olave (prima del «Potro» Rodrigo y de Ulises Bueno), Vanessa Velázquez (Banda Mix) y Valentina Márquez son las más convocantes, las grandes figuras en un género musical que ahora sí se rinde ante las cantantes.

Particularidades de la música que los argentinos disfrutan en bailes, teatros y grandes festivales a lo largo y ancho del país.


Compartir esta nota: